RENOVACIÓN CARISMÁTICA CATÓLICA DE LOS ESTADOS UNIDOS Y CANADÁ

 

1. ¿Qué son los Carismas?‬

Hola una vez más a todos los que leen y comparten conmigo este espacio de formación y profundización en nuestra fe. Quiero comenzar este segmento de artículos referente a los carismas con el famoso texto que Pablo escribe a la comunidad cristiana de Corinto: "En cuanto a los dones espirituales, no quiero hermanos, que estéis en la ignorancia" (1 Cor 12,1). Si bien es cierto que dirijo este artículo sobretodo a personas que forman parte del movimiento de la Renovación Carismática, el texto de Pablo también se aplica a nosotros, puesto que, aunque “asumo” que conocemos bastante respecto a los carismas, tampoco deberíamos estar en la ignorancia en cuanto algunos aspectos que se refieren a ellos. Todos deberíamos tener una idea exacta de lo que son los carismas y del lugar que ocupan en la vida cristiana y en la de cada fiel en particular; saber en qué consisten y darles la importancia que merecen: ni sobrevalorarlos, ni pasarlos por alto, ni hacer depender toda la vida de ellos, ni vivir como si no existieran, ni buscarlos con ansiedad, ni despreciarlos como cosas que no tienen mucho valor. Y sin olvidar en ningún momento que el Don, es más importante que los dones, el Espíritu Santo, el DON supremo que Dios nos ha concedido a los hombres, EL es el manantial de donde brotan todas las gracias. Quien se quede sólo con los carismas terminará por perder al Espíritu… y bueno entrando en materia: ¿Qué son los carismas?

CARISMA, viene de la palabra griega cariz - itoz.  “Jaris – itos”.  Significa; GRACIA, atractivo, encanto, belleza, hermosura, elegancia. Si le agregamos la terminación “Ma” es decir,  carizma - atoz “Jarisma – atos” significa; gracia divina, don divino. En el sentido estricto de la palabra, “Carisma es un don gratuito concedido a una persona concreta, que le permite realizar, por el Espíritu Santo, acciones destinadas al bien de la comunidad”.[1]

La Palabra CARISMA no es un término común fuera del Nuevo Testamento. Pero, al menos una vez, el término es utilizado con un sentido muy interesante. Para su mejor entendimiento quiero explicar que una persona en tiempos de Jesús, bajo el imperio Romano podía hacer una clasificación de sus posesiones y distribuirlas en dos grupos: las que obtuvo, dice el texto griego, “apo-agorisis”, apo agorisis es decir, por compra, con su propio esfuerzo y las que obtuvo “apo-charísmatos”, apo charismatos es decir, por donación, por regalo, sin merito alguno. La idea básica del término carisma es ésta: se trata de algo gratuito, de algo que no se ha ganado con el propio esfuerzo, de algo que llega como un regalo y que no está al alcance de las posibilidades, ni del esfuerzo del ser humano.

Carisma significa, pues, don, regalo, merced, donación, obsequio, presente, donativo, dádiva. Xaris (gracia) y Xarisma (carisma) son, pues, dos términos que pueden expresar la misma realidad.

Ojala que estas definiciones hayan dejado más claro a que nos referimos cuando hablamos de los carismas. En el siguiente artículo hablaremos de la diferencia de las diferentes gracias que el Espíritu Santo da a los fieles: Dones, Carismas, Frutos, Ministerios… etc.

Para cualquier comentario, duda, sugerencia no dudes en contactarme. Seguimos en contacto, bendiciones!!!

 

[1] X. León – Dufour, Diccionario del Nuevo Testamento, Ed. Cristiandad, Madrid España, 1977

 
CNSH
RENOVACIÓN CARISMÁTICA CATÓLICA DE LOS ESTADOS UNIDOS Y CANADÁ
ALL RIGHTS RESERVED 2012© COMITÉ NACIONAL DE SERVICIO HISPANO® USA | CREDITS