RENOVACIÓN CARISMÁTICA CATÓLICA DE LOS ESTADOS UNIDOS Y CANADÁ

 

‪3. La Evangelización y la Renovación Carismática‬

Como lo mencioné en el primer artículo de esta serie y citando Redemptoris Missio de Juan Pablo II (Diciembre 7 de 1990): La evangelización no es otra cosa que hacer partícipes a otros de la Buena Noticia que nos trajo Jesús de Nazaret. O si preferimos, cumplir el mandato de Jesús a sus discípulos antes de la Ascensión: «Vayan, y hagan que todos sean mis discípulos…» (Mt. 28,19). O en palabras de Pablo VI en Evangelii Nuntiandi  (8 de diciembre de 1975): “Evangelizar significa llevar la Buena Nueva de Jesús a cada situación humana y buscar la conversión de los individuos y la sociedad por medio del poder divino del Evangelio mismo. La esencia del mensaje está en la proclamación de la salvación en Jesucristo y la respuesta de una persona en la fe, que son, ambas, obras del Espíritu de Dios.” En la Renovación Carismática se ha tomado muy en serio esta tarea en nuestros días, al punto que no se puede hablar de tal sin relacionarla con esta tarea tan importante y esencial de la Iglesia.  Aunque la evangelización ya en la práctica se aplica de muchas maneras y en la renovación casi todos y cada uno de sus medios tienen un toque evangelizador, es mediante el Curso de Evangelización Fundamental, que se pretende llevar a las personas a un encuentro vivo con Jesús y a una adhesión explícita y personal con Él.

A través del tiempo, este momento crucial en la vida de los cristianos ha sido llamado de diferentes maneras y presentado con diferentes metodologías, pero con la misma finalidad y esencialmente los mismos contenidos: Curso de Iniciación, por que te inicia a una Nueva Vida y puesto que comprende el anuncio primero del Evangelio, Kerygma, no como enseñanza de carácter doctrinal, sino como una proclamación viva del mensaje de salvación, en un clima de oración y conversión, que conduce a una experiencia personal del amor de Dios; de Jesús, como Señor y Salvador; y del Espíritu Santo, como motor de la vida interior. Para lograr esta experiencia de Dios es muy útil la oración, en que se pide un reavivamiento de la acción del Espíritu Santo, que da una conciencia profunda de la presencia íntima del amor de Dios, que penetra el alma y la transforma, por su acción santificadora en nosotros.  Este reavivamiento actualiza en cada uno, con efectos más o menos sensibles y prodigiosos, el don del Espíritu Santo recibido en el Bautismo y la Confirmación. Por esta razón, a este Curso o Retiro también se le ha llamado: Seminario de Vida en el Espíritu, en el cual se recibe el Bautismo en el Espíritu, no como un nuevo sacramento, sino un reavivamiento del poder y la eficacia de los sacramentos de iniciación ya recibidos.   El Curso de Evangelización Fundamental puede ser: de un fin de semana (intensivo) impartido por Equipos Evangelizadores supervisados por la Renovación Carismática, con programas cuyo contenido doctrinal esté aprobado por la autoridad eclesiástica competente; o en varias semanas (extensivo) de siete a nueve según la metodología que se siga o considere oportuna, muy a modo de cómo se realizaba al principio y llamado propiamente: seminario de vida en el Espíritu.  Cabe señalar que este curso, retiro o seminario, como los demás elementos (medios concretos de la Renovación) no son sólo una riqueza para un grupo reducido (carismáticos), sino para todo cristiano que desee reavivar su fe.

 

CNSH
RENOVACIÓN CARISMÁTICA CATÓLICA DE LOS ESTADOS UNIDOS Y CANADÁ
ALL RIGHTS RESERVED 2012© COMITÉ NACIONAL DE SERVICIO HISPANO® USA | CREDITS