RENOVACIÓN CARISMÁTICA CATÓLICA DE LOS ESTADOS UNIDOS Y CANADÁ

 

‪5. La Renovación y La Catequesis‬

Creo firmemente que en todo renovado en el Espíritu y en todo católico comprometido con su fe, es indispensable una profundización programada, sistemática y permanente de las verdades fundamentales de nuestra fe, que le ayude a conseguir madurez en su vida cristiana e ilumine su caminar como testigo de Cristo con la fuerza del Espíritu Santo.

El Papa Pablo VI en la Evangelii Nuntiandi, número 44 dice: “A propósito de la evangelización, un medio que no se puede descuidar es la enseñanza catequética...” Así, el neo-evangelizado no se satisface con esta nueva vida qué, sin dejar de ser un gran comienzo sólo ha cumplido con la “iniciación”, se necesita pues, de un proceso que le ayude a crecer y perseverar en el nuevo camino que ha emprendido. No se trata, de otra cosa sino de cumplir el llamado: Alcanzar la estatura del hombre perfecto, Jesús. El crecimiento verdadero consiste en irnos asemejando y transformando cada vez más en imagen de Cristo, según la voluntad del Padre y con el poder del Espíritu Santo.  Por ello, es muy importante impulsar un compromiso de buscar una formación permanente, de acuerdo a los carismas de cada persona y a las necesidades de cada comunidad.  Esto supone que todo católico debe continuar su formación religiosa toda su vida. Recuerden, nunca terminamos de aprender, si tenemos esta actitud siempre terminaremos aprendiendo. Hasta en los últimos momentos de nuestra vida habrá algo que el Señor nos quiere enseñar.

El Papa Juan Pablo II en la exhortación apostolica Catechesi Tredendae, número 1 afirma que: “La Catequesis ha sido siempre considerada por la Iglesia como una de sus tareas primordiales, ya que Cristo resucitado, antes de volver al Padre, dio a los Apóstoles esta última consigna: hacer discípulos a todas las gentes, enseñándoles a observar todo lo que Él había mandado… Muy pronto se llamó catequesis al conjunto de esfuerzos realizados por la Iglesia para hacer discípulos, para ayudar a los hombres a creer que Jesús es el Hijo de Dios, a fin de que, mediante la fe, ellos tengan la vida en su nombre, (3) para educarlos e instruirlos en esta vida y construir así el Cuerpo de Cristo.

La catequesis se compondrá de una serie de cursos que son tomados de la fuente viva de la Revelación, transmitidos mediante la Tradición y la Escritura, Depósito Sagrado encomendado a la Iglesia y que el Magisterio escucha, custodia y explica con el carisma de la Verdad como dice el mismo documento, número 27 “La catequesis extraerá siempre su contenido de la fuente viva de la Palabra de Dios, transmitida mediante la Tradición y la Escritura, dado que la Tradición y la Escritura constituyen el depósito sagrado de la Palabra de Dios, confiado a la Iglesia”.

En una reunión que el Papa Juan Pablo II sostuvo con líderes de la Renovación les decía: "En nuestro mundo, frecuentemente dominado por una cultura secularizada que fomenta y propone modelos de vida sin Dios, la fe de muchos es puesta a dura prueba y no pocas veces sofocada y apagada. Se siente, entonces, con urgencia la necesidad de un anuncio fuerte y de una sólida y profunda formación cristiana.” (Discurso del Santo Padre, n. 7: L'Osservatore Romano, edición en lengua española, 5 de junio de 1998, p. 14).  Una y otra vez pidió a todos los movimientos, "la madurez eclesial" (ib., n. 6). Y continuó diciendo: “Lo que dije en aquel momento en la plaza de San Pedro os lo repito a todos vosotros reunidos en Rímini: "La Iglesia espera de vosotros frutos "maduros" de comunión y de compromiso" (ib.). Y yo personalmente creo que la forma de alcanzar esto es por un proceso de formación  completo, sólido y progresivo en todas las áreas sobretodo en el de la CATEQUESIS… Hay por ahí un dicho popular entre nosotros: “Católico ignorante, seguro protestante” a lo que yo personalmente he agregado “Carismático ignorante… peor la cosa” sabemos de la gran riqueza que ha traído la renovación a la Iglesia, sobretodo en el área de evangelización, de presentar a Jesús de una manera nueva y vivencial… pero también sabemos el gran desafío que tiene delante que es el de cómo llevar a la madurez a aquellos que se han encontrado con Jesús.

 

 
CNSH
RENOVACIÓN CARISMÁTICA CATÓLICA DE LOS ESTADOS UNIDOS Y CANADÁ
ALL RIGHTS RESERVED 2012© COMITÉ NACIONAL DE SERVICIO HISPANO® USA | CREDITS