Renovación Carismática Católica

HISTORIA DE LA RENOVACIÓN CARISMÁTICA CATÓLICA

Por Andrés Arango

En los años sesenta en los Estados Unidos comenzó una reforma católica, un nuevo catolicismo. Los cambios sociales y culturales que transformaron la nación afectaron el catolicismo romano en el país, los católicos americanos tenían que lidiar con cambios en su sociedad pero también con los cambios iniciados por el Concilio Vaticano II. Varias organizaciones y movimientos reformistas iniciaron en la sociedad americana, especialmente dentro de la Iglesia Católica. Uno de estos movimientos fue la Renovación Carismática Católica (RCC), cuyo nacimiento se dio en los Estados Unidos, expandiéndose después a todos los continentes.

El catolicismo americano fue influenciado por muchas décadas por corrientes provenientes de otros países especialmente de Europa, sin embargo la RCC es un regalo que éste país dio a los católicos alrededor del mundo. El presente capítulo provee una historia general de la RCC en los Estados Unidos y su expansión alrededor del mundo. Posteriormente se concentrará en la historia de la RCC en la población hispana del mencionado país.

Factores Precedentes al Inicio de la RCC

Diferentes factores prepararon el camino inicial de la RCC. Los tres factores más importantes son: las Iglesias Pentecostales, la Renovación Carismática en las Iglesias Protestantes y el Concilio Vaticano II. El pentecostalismo moderno que comenzó en Azusa Street (Los Ángeles, California) en 1906 trajo un nuevo derramamiento y conocimiento del Divino Espíritu en el mundo presente, enfocándose en el Bautismo en el Espíritu Santo con su derramamiento de dones y carismas extraordinarios, los cuales son para todo el mundo y para la edificación de la Iglesia. Esto llevó a un nuevo entendimiento de la Pneumatología en la Iglesia Católica: que los carismas no están reservados para un grupo de “personas santas” sino que en cambio son para todos aquellos que se abran a la acción del Espíritu Santo. Más aun, el Divino Espíritu los distribuirá cuando y como El desee. El comienzo de la Renovación Carismática en las iglesias protestantes en los años 1950s no fue fácilmente aceptada, especialmente por el clero de las iglesias mas tradicionales. Ellos rechazaron algunos dones extraordinarios, en particular el hablar en lenguas, pero todas estas luchas fueron preparando el camino para la Renovación Carismática en la Iglesia Católica. Como resultado muchos católicos atendieron grupos de oración carismáticos protestantes, recibiendo allí el Bautismo en el Espíritu Santo, llevando luego esta experiencia al catolicismo.

Un importante punto final fue el Concilio Vaticano II. El “Papa bueno” Juan XXIII en 1962 al convocar el concilio en la Iglesia Católica pronuncio las siguientes palabras: “Divino Espíritu renueva tus prodigios en nuestros tiempos, como un nuevo Pentecostés” y muchos Católicos Carismáticos típicamente han visto a la RCC como una respuesta a esta oración. En ese momento el Pontífice Romano no estaba pensando en la RCC como tal, pero muchos de los temas que surgieron en el Concilio Vaticano II han llegado a ser una realidad dentro de este movimiento, algunos de ellos son: el papel de los laicos en la vida de la Iglesia, la importancia de los dones carismáticos, la actividad ecuménica, etc.

Casa de Retiro El Arca y La Paloma, Pittsburg, Pennsylvania

El Cursillo de Cristiandad jugó un papel fundamental en los inicios de la RCC, una gran cantidad de líderes de este movimiento se reunieron en su conferencia anual en 1966 y el deseo de experimentar una nueva renovación en la Iglesia Católica Romana fue evidente. Pero el inicio oficial de la RCC fue en Pittsburg, Pennsylvania, cuando dos jóvenes profesores laicos del Departamento de Teología de Duquesne University estuvieron bien interesados en el movimiento Pentecostal después de haber leído un par de libros: “La Cruz y el Puñal” por David Wilkerson y “Ellos hablan en otras lenguas” por John Sherrill, donde aprendieron acerca de los efectos del Bautismo en el Espíritu Santo. Motivados por esta experiencia, visitaron un grupo de oración carismático que se reunía en la casa de una mujer presbiteriana. En su segunda visita a este grupo de oración ellos recibieron la típica experiencia pentecostal, incluyendo el hablar en lenguas. Ambos profesores junto con otros miembros organizaron un retiro espiritual en Febrero 17, 18 y 19 de 1967 para aproximadamente 30 personas en la casa de retiros “El Arca y la Paloma”. Los estudiantes tenían que leer el libro “La Cruz y el Puñal” mencionado anteriormente, y los primeros cuatro capítulos del libro de los Hechos de los Apóstoles antes del retiro. Durante el fin de semana de Duquesne, una docena de los estudiantes experimentaron el Bautismo en el Espíritu Santo en diferentes maneras especialmente en la noche del sábado. Patty Gallagher, una de las estudiantes presentes en aquel retiro, comparte varios testimonios de las personas que estuvieron ahí, en su libro titulado “Como un Nuevo Pentecostés”, a continuación aquí está una parte del testimonio de Annamarie Nacko Cafardi:

Pronto la capilla estaba casi llena, a pesar de que habíamos programado una celebración de cumpleaños, no un servicio en la capilla. Nuestros dos profesores asesores se movieron entre nosotros, nos impusieron las manos y oraron. Varia gente empezó a orar en lenguas, algo que yo no había escuchado nunca. Otros estuvieron alabando y muchos con las lágrimas. Nadie paro para instruirnos en como recibir el Bautismo en el Espíritu Santo o el don de lenguas. Nosotros éramos estudiantes de pregrado, estudiantes de posgrado y profesores provenientes de una gran Universidad Católica urbana viviendo la experiencia y el poder de Dios de una manera extraordinaria. Nosotros no éramos personas que estuvieran acostumbradas a expresar nuestra fe de una manera emocional y sin embargo algo sucedió que transformo nuestras vidas. Patti Gallagher Mansfield, Como un Nuevo Pentecostés. (Bogotá: María Santificadora, 2003).

Este fue el comienzo del primer grupo de oración carismático católico. El movimiento se extendió rápidamente debido al factor de que se inició en un campo universitario y promovido por profesores y estudiantes jóvenes de la universidad.

Otras Universidades y Figuras Importantes

A comienzos de marzo de 1967 un visitante de Duquesne trajo la RCC a Notre Dame University. Dos recientes graduados de Notre Dame: Ralph Martin y Stephen Clark fueron a Duquesne interesados en las cosas que estaban sucediendo. Después de que ellos recibieron el Bautismo en el Espíritu Santo, continuaron a Michigan State University y fundaron allí un nuevo grupo de oración. Luego la RCC se expandió a Iowa University y otros campos universitarios del medio oeste. En Abril de 1967, alrededor de 100 estudiantes se reunieron para un retiro de fin de semana en Notre Dame. Esta fue la primera vez que los medios de comunicación trajeron a la audiencia pública la existencia del “Pentecostalismo Católico”, el National Catholic Reporter en Abril 19 de 1967 y Our Sunday Visitor en Mayo 14 de 1967 publicaron estas experiencias. Las noticias se expandieron durante las vacaciones del verano cuando los estudiantes regresaron a sus casas y compartieron estas experiencias. La RCC fue conocida en muchos lugares de los Estados Unidos. En septiembre de 1967 Martin y Clark fueron a trabajar a University of Michigan en Ann Harbor, ellos compartieron estas vivencias y como resultado Ann Harbor, Michigan junto con South Bend, Indiana han sido los lugares más influénciales para este movimiento dentro de los Estados Unidos.

Durante los años siguientes Martin se concentró más en organizar la estructura de la RCC, convirtiéndose en el primer presidente internacional de ICCRS (International Catholic Charismatic Renewal Services), cuyas siglas en Ingles significan Servicios Internacionales de la Renovación Carismática Católica, y se trasladó a Bruselas, Bélgica a trabajar junto con el Cardenal León Joseph Suenens, una importante figura durante el Concilio Vaticano II, quien fue nombrado por el Papa Pablo VI para ser el primer Director Espiritual Mundial de dicho movimiento. Más recientemente, la concentración principal de Martin ha sido expandir esta corriente de gracia evangelizando en África y el Este de Europa a través de su organización Renewal Ministries. Stephen Clark desarrolló el bien conocido Seminario de Vida en el Espíritu o Seminario de Iniciación en el cual las personas son introducidas a la RCC y reciben el Bautismo en el Espíritu Santo. Más tarde Clark estuvo bien atraído hacia las Comunidades de Alianza y fundó una de las comunidades más importantes “The Word of God”, la cual actualmente está expandida alrededor de todo el mundo.

Expansión (Reuniones de Oración, Conferencias, Comunidades de Alianza y Revistas)

La RCC continuó expandiéndose en Estados Unidos especialmente a través de los grupos de oración, conferencias regionales y nacionales y comunidades de alianza. Los grupos de oración son reuniones semanales en parroquias o casas en los cuales las personas alaban a Dios, meditan su Palabra y ejercitan los dones y carismas. La RCC comenzó a organizar grandes conferencias mas visibles, primero a nivel nacional y luego regional. Las conferencias nacionales comenzaron en Notre Dame en 1967; la segunda conferencia en Marzo de 1968 tuvo 150 participantes especialmente provenientes del medio-oeste. Fr. Killian McDonnell, un monje Benedictino de Saint John’s University en Collegeville, Minnesota, atendió esta conferencia como un simple observador pero más tarde el jugo un papel importante en la aprobación de este movimiento por la Conferencia Nacional de Obispos Católicos. La asistencia a las conferencias nacionales en Notre Dame nos dan un entendimiento del rápido crecimiento de la RCC especialmente durante los 1970s. En 1969, habían 450 participantes venidos de diferentes partes de Estados Unidos y Canadá, en 1970, 1.300 participantes, en 1971, 5.000 personas incluyendo participantes de 11 países, en 1972, 11.000 participantes de 16 países, en 1973 habían 20.000 participantes. El clímax fue en 1976 cuando la conferencia alcanzo 30.000 participantes. Esto fue claro para ver la necesidad de organizarse de una nueva manera; por lo tanto, se decidió organizar conferencias regionales. Sin embargo, el hecho asombroso fue que una de las primeras conferencias regionales en 1977 en Atlantic City, Nueva Jersey excedió la asistencia de las conferencias nacionales anteriores reuniéndose 37.000 participantes.

Desde sus primeros días la RCC tuvo un interés especial en las comunidades de alianza. Una de las más populares es la llamada Word of God fundada en 1967. Esta fue iniciada por católicos pero con una identidad y composición ecuménica, al igual que muchas otras comunidades. En el comienzo el modelo de estas comunidades de alianza fue el de “household”, como el teólogo e historiador Peter Hocken describe:

“Un grupo de miembros comunitarios comprometidos a un estilo de vida corporativo y viviendo bajo el mismo techo. Más tarde el “nonresidential household” vino a referirse a grupos pequeños de personas no viviendo bajo el mismo techo que se reúnen frecuentemente para compartir los alimentos, alabanza, adoración e intercambio personal. La comunidad de alianza expresaba tanto las obligaciones como la visión aceptada por los miembros, incluyendo el compromiso a una disciplina de oración personal, participación en las reuniones comunitarias, y aceptación de la autoridad de los líderes pastorales, generalmente llamados coordinadores. Stanley M.Burgess, The New International Dictionary of Pentecostal and Charismatic Movements. Revised and Expanded Edition, (Grand Rapids: Zondervan, 2002).

Estas comunidades de alianza fueron fundamentales para el desarrollo, expansión y entendimiento de la identidad de la RCC.

 Finalmente, la revista New Covenant jugó un papel clave en la expansión de la RCC, no sólo en Estados Unidos sino alrededor del mundo. En 1972 los suscriptores de la revista eran de unos 90 países y para 1975 había más de 60.000 suscriptores en más de 100 países. La revista es actualmente descrita como una: “Revista líder de la espiritualidad católica. Es completamente a color, con una edición mensual dedicada a incrementar el conocer el poder del Espíritu Santo. Cada edición está comprometida a fortalecer la vida familiar y matrimonial, renovando sus relaciones con Dios y construyendo una vida espiritual más profunda”.

Aceptación de los Obispos de Estados Unidos

La RCC ha experimentado varios conflictos no solo en Estados Unidos sino alrededor de todo el mundo, más específicamente en el ser aceptada por la jerarquía eclesial. En el decreto de 1975 de la Conferencia Nacional de Obispos Católicos acerca de la RCC, ellos expresaron diferentes preocupaciones tales como: fidelidad a la Iglesia Católica Romana, formación de líderes, discernimiento de carismas, obediencia al clero e integración en las parroquias. Una preocupación especial fueron los grupos de oración ecuménicos.

Pero normalmente estos grupos de oración ecuménicos se reunían únicamente para alabar a Dios y ejercitar los carismas del Espíritu Santo y no para discutir cuestiones teológicas. Elba Baumeister la primera coordinadora de la RCC Hispana en la Diócesis de Sacramento, CA solía atender un grupo de oración ecuménico, su párroco le dijo que se preparara para defender su fe en el grupo de los ataques provenientes de los protestantes, sin embargo ella expreso: “Yo nunca tuve que hacer esto porque nunca hubo un ataque. Solo nos reuníamos para orar”. Elba Baumeister, interview by author, tape recording, Sacramento, Ca. May 2007.

Más tarde, los Obispos de los Estados Unidos promulgaron diferentes decretos apoyando el trabajo de la RCC. Unos de los más importantes es el Decreto Pastoral acerca de la Renovación Católica Carismática, que concluye con estas palabras:

Deseamos hacer saber a los de la Renovación Carismática que nosotros hacemos propia la visión de Yves Congar: “La Renovación Carismática es una gracia para la Iglesia”. Les aseguramos a aquellos en la Renovación Carismática del soporte que ellos disfrutan de los obispos de los Estados Unidos, y los motivamos en sus esfuerzos para renovar la vida de la Iglesia. National Conference of Catholic Bishops, A Pastoral Statement on the Catholic Charismatic Renewal, 1984.

Alcance Internacional

La RCC no identifica a ninguna persona humana como su fundador, por esta razón notamos que diferentes católicos, en diferentes países fueron experimentando el Bautismo en el Espíritu Santo en algunos ambientes protestantes alrededor de la misma época que esta experiencia estaba sucediendo en Estados Unidos, pero estos fueron momentos aislados. Sin embargo, estructuralmente hablando la experiencia en la Universidad de Duquesne fue el inicio de la RCC pero diferentes factores ayudaron su expansión alrededor del mundo.

Unos de los primeros países en los cuales esta experiencia fue compartida por carismáticos católicos fue en Canadá, en Ontario en 1968 y en 1969 en Québec en una comunidad de habla francesa. Latino América conoció la RCC desde 1969 cuando católicos misioneros fueron a estos países. Sabemos que en 1971 Corea y Australia conocían la RCC porque algunos de sus participantes asistieron a la Conferencia Anual en Notre Dame. Ese mismo año el movimiento arribo a dos universidades Europeas: The American College at the University of Louvain en Belgica y The Pontifical Gregorian University en Roma. Esta última fue muy importante en la expansión internacional de la RCC porque muchos sacerdotes, religiosos y religiosas que estudiaban un par de años en esta universidad, posteriormente retornaron a sus países con la experiencia de esta corriente de gracia en Roma. Nuevos grupos de oración y comunidades carismáticas fueron fundados en diferentes países debido al entusiasmo de sus experiencias.

La primera Conferencia Internacional de Líderes de la RCC fue en 1973 en Grotaferrata, una ciudad cerca de Roma y allí asistieron representantes de 34 países. En 1975 la segunda Conferencia Internacional de Líderes fue en Roma con representantes de 50 países. Un Congreso tuvo lugar después de la Conferencia con una asistencia de 10.000 personas que se reunieron con el Cardenal Suenens y con el Papa Pablo VI en la Basílica de San Pedro. Allí fue donde el Papa pronuncio las famosas y conocidas palabras para la RCC: “¿Cómo entonces puede esta “renovación espiritual” ser otra que una bendición para la Iglesia y para el mundo? Y, en este caso, ¿Cómo podemos nosotros fallar en tomar todos los medios en orden para que permanezca así?Oreste Pesare, Then Peter stood up… Collection of the Pope’s addresses to the Catholic Charismatic Renewal from its origin to the year 2000. (Vatican City: International Catholic Charismatic Renewal Services, 2000).

En diferentes ocasiones los papas Pablo VI y Juan Pablo II dirigieron tres orientaciones principales a la RCC y sus líderes: fidelidad a la auténtica doctrina de la fe, el valor de los carismas extraordinarios y el alcance de la caridad.

Otra importante fecha histórica de la RCC alrededor del mundo fue en 1993 cuando el Vaticano oficialmente reconoció al ICCRS como un organismo para la promoción de la RCC alrededor del mundo. Y en 1998 con ocasión del año del Espíritu Santo en Roma cuando el papa Juan Pablo II se dirigió a este movimiento con las siguientes palabras: “La Renovación Católica Carismática ha ayudado a muchos cristianos a redescubrir la presencia y el poder del Espíritu Santo en sus vidas, en la vida de la Iglesia y en el mundo”.

Latino América

Es importante presentar el desarrollo de la RCC en Latinoamérica; tomando en consideración que la mayoría de los miembros de la RCC en Estados Unidos son provenientes de países latinoamericanos.

Colombia fue el único otro país, paralelo a Estados Unidos, en el cual la RCC fue conocida en la comunidad Católica en el mismo año. En Octubre de 1967 el pastor Samuel Ballesteros visitó Bogotá y se reunió con el Padre Rafael García Herreros de El Minuto de Dios. García recibió el Bautismo en el Espíritu Santo y promovió la RCC alrededor de Colombia especialmente a través de los miembros de su Congregación—Los Eudistas. En 1969 la RCC arribó a Bolivia, mas tarde en 1970 fue conocida en México y Perú, luego en 1971 en Puerto Rico con la visita de diferentes misioneros católicos carismáticos provenientes de Estados Unidos.

En febrero de 1973 el primer ECCLA (Encuentro Católico Carismático Latinoamericano) se realizó en Bogotá y fue promovido especialmente por Francis MacNutt, un sacerdote dominico quien estuvo trabajando con la RCC en Estados Unidos. Una persona importante que promovió este movimiento en Latinoamérica fue Marilyn Kramar, una ex pastora protestante de las Asambleas de Dios quien vivió en Los Ángeles, CA. Ella se convirtió al Catolicismo Romano y promovió esta corriente de gracia en Latinoamérica y en Estados Unidos entre las comunidades hispanas. En 1973, la misma, se reunió con Monseñor Alfonso Uribe Jaramillo en Medellín, Colombia y lo introdujo en la experiencia de la RCC. Él se enamoró de este movimiento y llego a ser una importante figura en su expansión, especialmente entre el clero. Él fundó el Retiro Sacerdotal Carismático Latinoamericano de la RCC que se realiza anualmente en la Ceja, Colombia.

Algunas Estadísticas

Quiero presentar algunas estadísticas las cuales muestran de manera general el crecimiento de la RCC. En los 1960s y 1970s se expandió bien rápido especialmente en los Estados Unidos pero en los 1980s tuvo un constante decrecimiento y actualmente continúa decreciendo especialmente en la comunidad de habla inglesa. Sin embargo en otras partes del mundo como África, Asia y Latino América la RCC continúa creciendo a una velocidad considerable.

El último censo disponible es del año 2000. La RCC comenzó en 1971 en África y tiene 8.771.000 carismáticos católicos que representan el 7% de los católicos. En Asia comenzó en 1969 y tiene 16.422.000 participantes representando 15% de los católicos. En Europa comenzó en 1969 y tiene 11.021.000 representando 4% de los católicos. En Latino América empezó en 1967 y tiene 73.604.000 católicos carismáticos representando 16% de los católicos. Antártica comenzó en 1970 con 100 participantes representando el 7% de la población católica. Oceanía comenzó en 1969 con 350.000 participantes representando el 4% de católicos. Finalmente, Norte América comenzó en 1967, y en el año 2000 tenía 9.742.000 católicos carismáticos representando el 14% de la población católica. La RCC está presente actualmente en 235 países alrededor del mundo con alrededor de 11.3% carismáticos representando la población Católica. David B. Barrett and Todd M. Johnson, World Christian Encyclopedia, 2000.

Deseo también presentar las estadísticas para los Estados Unidos en mayor detalle para el propósito de esta tesis: en el año 2000 en el país existían 4.800 grupos de oración carismáticos católicos, 2.000 sacerdotes envueltos en la RCC y alrededor de 8.700.000 carismáticos católicos representando el 15% de la población católica.

En el año 2014 Boston College público un estudio titulado Ministerio Hispano y Parroquias Católicas. Como resultado de una de sus encuestas, se encontró que alrededor de la mitad de parroquias en Estados Unidos con ministerio hispano cuenta con un grupo de oración de la RCC en Español, lo que equivale alrededor de 2000 grupos de oración hispanos.

Renovación Carismática Católica Hispana

A finales de los 1980s the National Service Committee of the Catholic Charismatic Renewal y the Association of Diocesan Liaisons formaron un Joint Ad Hoc Committee para promover la unidad del crecimiento de la RCC entre los hispanos en losEstados Unidos. En Mayo de 1989, una reunión nacional de líderes hispanos fuepatrocinada. En esta reunión empezó el proceso de discernimiento para conformar unComité Nacional Hispano. Los líderes prontamente se volvieron independientes de susdos grupos patrocinantes. En Junio de 1990, en el próximo Encuentro de Líderes, unaestructura nacional fue decidida por los más de 140 líderes reunidos en Chicago. Estaestructura consta de cinco miembros del Comité Nacional de Servicio Hispano (CNSH)y representantes de 8 regiones donde loshispanos están ubicados, quienes trabajan en contacto cercano con el CNSH. Desde 1990ha existido una reunión anual de líderes llamada ECCLE (Encuentro CatólicoCarismático Latino de los Estados Unidos). El CNSH también ha organizado miniconferenciashispanas en las conferencias nacionales de la Catholic Charismatic Renewal (CCR); colaboró con la Conferencia Nacional de la CCR en Pittsburgh en 1992, 1997, 2002, 2007, 2012, 2017 y con el Congreso Nacional de la CCR en 1996. En 1999 el CNSH organizó su primera conferencia independiente en Miami.

Al realizar este emocionante recorrido de la historia de la RCC a nivel mundial y de una manera especial en la comunidad hispana de los Estados Unidos vemos como el Espíritu Santo continua moviéndose poderosamente en la humanidad. Por tanto entraremos a analizar en más detalle cuales son los principios, objetivos, ideales y metas que promueve esta Renovación en el Espíritu Santo, de una manera particular dentro de la Iglesia Romana Católica.